23 julio 2008

Señor, haz de mi un instrumento de tu paz:


Señor, haz de mi un instrumento de tu paz:

Donde hay odio, que yo lleve amor.
Donde hay ofensa, que yo lleve perdón.
Donde hay discordia, que yo lleve unión.
Donde hay duda, que yo lleve fe.
Donde hay error, que yo lleve verdad.
Donde hay desesperación, que yo lleve esperanza.
Donde hay tristeza, que yo lleve alegría.
Donde están las tinieblas, que yo lleve la Luz.

Oh Maestro, haced que yo no busque tanto:
Ser consolado, sino consolar.
Ser comprendido, sino comprender.
Ser amado, sino amar.

Porque:
Es dando, que se recibe;
Perdonando, que se es perdonado;
Muriendo, que se resucita a la Vida Eterna.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

QUE LINDO,QUE POSITIVO,EL MENSAJE ES PRECIOSO,CRECEMOS ESPIRITUALMENTE CUANDO LEEMOS O ESCUCHAMOS ALGO ASI.

Isabel dijo...

Día a día somos un instrumento del Altísimo, nuestras pobrezas nos encaminan a no dar, no perdonar, no morir, cuando entendamos el sendero de dar, perdonar y morir, rendiremos el mejor homenaje a nuestra creación.

claudia dijo...

es hermoso sentirse que eres util y que puedes hacer justo lo que hacia otra persona cuando vivia. mi querida madre hacia lo mismo que describe este mensaje asi era ella y ahora yo quiero hacer lo mismo por mi familia.Dios es nuestro camino no nos apartemos de el.con amor.

Anónimo dijo...

LOS PENSAMIENTOS POSITIVOS LLEGAN CUANDO UNO MAS LO NECESITA GRACIAS !!!!

Anónimo dijo...

Esta oración de San Francisco de Asís, me sigue pareciendo lo más auténtico que he leído. Felicidades!

robertoomar dijo...

es la oracion que me hisoreflecionar gracias