22 noviembre 2010

Mensaje Angélico

Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena

Ver más de Tarot Los Arcanos

2 comentarios:

Mari C . Masi. dijo...

No considero que sea atroz, el silencio de la gente buena. Aunque halla silencio en ella, siempre a la larga saldrá o se sabrá lo que ha habido pues todo habla por si solo.
A la gente buena se la llama así, porque antes de reaccionar de una manera se piensa los pros y contras de sus actitudes y actos, para procurar no dañar a personas que quizas no tienen porque sufrir en relacion a algo.
La gente mala, hace todo lo contrario, hace sin pensar en los demás, pues no les importa, solo piensan en sí mismos y en su beneficio.
He ahí la diferencia.
Atroz es todo el daño que hace una persona malvada, perjudicando a su entorno o al prójimo, y es atroz lo que hacen este tipo de individuos, no el que calla por precaución a los demás, a ellos mismos, o al entorno.
Pues cuando una persona buena habla, ¿se le escucha?¿se le entiende?¿se le apoya? ¿se le cree? ¿se le ayuda? ¿se la protege?
Muchas veces el malvado lleva las de ganar, por el poder, apoyos que pueda tener, o porque engañan de tal manera que se les cree a ellos antes que a las posibles victimas, incluso hay casos que se les dan + derechos a ellos que al dañado.
Justicia, ¿donde esta la justicia en muchas ocasiones?
Hay cantidad de cosas, formas, leyes que tienen que cambiar, mientras tanto, esto seguirá ocurriendo, es una manera de protegerse la persona que ha sufrido un daño y que en ese momento no puede defenderse, por la debilidad que le acarreado el acto o la circunstancia. Además de muchas circunstancias que se pueden dar.
Un abrazo de energía positiva para todos los que han sufrido y sufren ofreciendo fuerza para la superación y valor para avanzar.

Anónimo dijo...

justicia, es la palabra anhelada de las personas que sufren a causa del algún daño ocasionado injustamente, comparto la opinion a veces las leyes no son un remedio, que aplaca la impotencia y del dolor del que sufre, por eso la palabra justicia termina siendo el cumplimiento de un milagro que imploramos a Dios, pq solo asi podemos aplacar los resentimientos almacenados en el alma, y que el tiempo no logra borrar.