16 noviembre 2009

Mensaje Angélico

La felicidad siempre viaja de incógnito. Sólo después que ha pasado, sabemos de ella.

No hay comentarios: