24 agosto 2009

Mi abuela tiene un gran CORAZÓN


Mi abuela (que tantas veces ocupo el lugar de mi madre),
tiene un gran CORAZÓN,
el mismo que nos tuvo y nos tiene en vilo...
si se va o no.
Un medico, cruel quizás, que no lo conoció dijo:
que tiene una arteria medio tapada,
que no hay nada que hacerle... por la edad;
hay que esperar lo que resista...
Si él supiera lo que ha resistido,
el dejar su patria y encontrarla aquí,
el buscar a su madre y
encontrarla sin amor para repartir.
Perder un niño muy joven,
y seguir creyendo en la vida,
para traer otros cuatro.
Luchar por un niño (que en ese tiempo era mi padre)
que estaba muy enfermo,
y estuvo a punto de partir.
Criar una niña caprichosa,
encrespada en dolor (que era yo)
y nunca olvidar el AMOR.
Ver morir una hija a los sesenta años,
cuando ella ese día cumplía 86...
Y su corazón resistió.
Magia digo que tiene su corazón,
esa magia de raíces celtas,
que nunca se rindió.
Ese amor que viene del alma
y nunca de venció.
Recuerdo con el mío:
los cuentos que me leyó,
sumergida en la magia de su voz,
las noches antes de dormir.
Recuerdo los domingos de tortas fritas,
no importaba si llovía o no.
Recuerdo los desayunos en la cama...
por amor,
recuerdo la magia de sus "cuentos"
relatos de la España que dejó.
Su magia hizo que creyera en hadas, duendes, apariciones,
que hay otro mundo creamos en el o no.
Su música de gaitas,
aún late en mi corazón.
Hizo que viera el mundo con los ojos del AMOR.
Hoy tiene 90 años,
y 28 me regalo,
siendo egoísta como todo ser humano,
me gustaría que me regale
por lo menos 10 años más...
es que quien se puede cansar,
de la magia de su voz con "z" que nunca pude escuchar,
de los mates por la tarde,
viajando por España,
de Pontevedra a Santiago
sin mover un pie.
Del sobre nombre, que me puso,
porque nunca me calle: "periquita"
de los besos y abrazos,
haciéndome niña otra vez.
No sé, si mi vida al final de los días,
sea una gran historia,
más se que tuvo magia...
por esta mujer:
Herminia Fejioo, mi abuela.
Aun está conmigo
y lo estará aún después de que parta...
cuando DIOS requiera de buena compañía.
Porque está corriendo por mi sangre,
por ella soy gallega,
porque esta con su magia en mi alma,
por ella creo.
Para su cumpleaños 90,
le regale un trozo de mi piel...
un hada tocando una gaita...
para que su magia
y la música de su alma,
se quedaran allí conmigo también guiando mis pasos;
para aquel que pregunte,
por el hada tatuado en mi tobillo,
sepa la historia de esta bella mujer.
ESPERANZA, FE Y CARIDAD,
es el legado que me enseño y no lo voy a olvidar,
hasta que mi corazón resista!

Muchas veces no nos damos cuenta de cuanto resistió o cuanto resiste nuestro corazón, de la cantidad de AMOR que porta nuestra alma, de las hermosas personas que tenemos al lado y a lo largo, de nuestro camino... en este caso es una abuela, quizá sea en otro una madre, hermana, padre o amiga, siempre hay alguien que marca nuestra vida... que hace que nuestro corazón lata más fuerte, con más ganas,
centrémonos siempre en ver esas personas, en tenerlas presentes, en compartir con ellas lo más que podamos,
mientras están con nosotros, para tener maravillosos recuerdos como bálsamos para cuando dejen este plano.
Dejemos de solo pensar en aquellas personas que nos han hecho daño, dejemos a ellas libres... para que nuestro corazón, tenga calma...
Para que solo se llene de lo que nunca se cansa y siempre resiste: AMOR.

Enviado por: Lidia Laura Cebral

13 comentarios:

Anónimo dijo...

lo mejor en mucho tiempo

stela mabel

NOE! dijo...

Lidia Laura Cebral
La verdad te agradezco de todo corazón haber publicado esto.. me llegó al alma, ya que no tengo más a mis abuelas conmigo y las extraño!! Yo creo que los abuelos son esas personas que uno debe disfrutar de la manera más provechosa!!!
Que tengas suerte!! Besos y Gracias!!

Azul dijo...

Lidia Laura:
Yo también tuve un ángel en mi vida.Era mi padre,que llevo y llevaré vivo en mi corazón hasta que me vaya como él lo hizo un 13 de enero hace 10 años.Desde donde está vela por mí y su presencia es una constante diariamente.
Nunca se irá tu abuela del todo,porque en tu corazón le darás vida y desde su dimensión estará cerquita,como mi padre,espiando lo que haces y sonriendo con tus aciertos.Siempre están,solo cambian de dimensión pero el AMOR es tan fuerte que los mantiene de algún modo cerquita y la sensación de su presencia es algo que te abriga el corazón.Ánimo y un abrazo fuerte!

Veronica dijo...

Me encanto este poema,me conmovio hasta las lagrimas.Recorde a mi abuela,que partio hace 5 años,pero aun sigue viva en mi corazon.Llego desde Murcia,España,cargada de sueños,y resistio mucho y lucho como la tuya Lidia.Hace ya 2 años mi hermana se fue a vivir a Valencia,España,cargada de sueños como un dia llego mi "viejita"Gracias por traer su recuerdo a mi mente hoy,GRACIAS.

Nancy dijo...

Voy a cumplir 46 años, hace tres años apenas, perdí a mi única abuela, a sus 101. Hasta los 100 no nos dimos cuenta de que estaba envejeciendo. Los nietos somos egoístas, es cierto, aún la extraño y sé que cuando cruce este umbral la abrazaré de nuevo. Las personas que hemos tenido el privilegio de "Esas abuelas" que ya no abundan, debemos agradecer profundamente a Dios por tan maravilloso regalo. Tu abuela saldrá adelante, seguramente, y celebrarás los cien años con ella.
Gracias por tus palabras hermosas, por compartir a tu abuela con nosotros.
Un abrazo para las dos!
Nancy

Marta Leonor dijo...

Lidia Laura: eres un encanto y tu abuela debe haber sido muy felíz con una nieta como tú, yo soy abuela y quiero mucho a mis nietos y espero que me quieran asi como tú la has amado a ella, aún si tener los méritos que la hacian tan especial, más, el amor es infinito y sólo Dios sabe cómo se lleva en el corazón. Ella siempre te acompañará._Fuerza para cuando sea el momento,que Dios te bendiga.

Anónimo dijo...

muchas gracias a todos! me alegra que muchos hayan recordado a esos seres fantasticos que son los abuelos, y los seres queridos!esa buena vibra se siente, es más le llego a mi abuela herminia sin que supiera nada de esta publicacion, ya que gracias a Dios, salio de terapia y ya apartir de hoy se recupera en su casa!mucha luz, con cariño lidia laura

Azul dijo...

Hola Lidia
paso por aquí a darte los buenos días y escribirte otra vez!
Espero que tu abuela haya mejorado y que nos des buenas noticias.Un abrazo enorme a las dos!!

martace dijo...

HOLA: Lidia Laura muy bueno, tu artículo, cuanto me gustaría haber tenido abuelas como la tuya, pienso que vas a seguir sus pasos con tus hijos y nietos, ha sido ejemplo de mucho amor y creo que muchos de los lectores de esta pagína quedamos encantados,

Gracias por el ejemplo de tu abuela y haberlo compartido con nosostros.
Martace

VIVI dijo...

GRACIAS POR TAN MARAVILLOSA REFLEXION, PARA MI TAMBIEN MI ABUELA ES UN ANGEL LLENO DE AMOR Y BONDAD.

Pame dijo...

Es un muy lindo relato de tu vida Laura. Y es tan lindo ver y saber que hay personas que amen de ésta forma y valoren lo que tienen ahora, antes de que se vayan.
Es lindo compartir vivencias, porque así todos aprendemos.
Gracias y la mejor de las vibras en tu camino...

Azul dijo...

Me alegro muchísimo que ya haya mejorado!!!es verdad que las buenas ondas obran maravillas,que la vida y Dios te dejen a tu abuela por años!!un abrazo grande a las dos,aunque no sepa de tu publicación,dile que hay seres amigos que le desean toda la salud del mundo,hasta prontito,pasaré cada tanto para saber las novedades!!

Anónimo dijo...

ACABO DE VER TU MJE Y ES HERMOSO TU RELATO, ES UNA MUJER DE MUCHO VALOR Y KE NO SE DA POR VENCIDA, ASI KE ESPERO DE TODO CORAZON KE DIOS PREMIE EL ESFUERZO Y ENTREGA DE ESA GRAN MUJER DEJANDOLA MUUUUCHISIMOS AÑOS MAS AL LADO DE USTEDES. Y DALE UN ABRAZO DE MI PARTE POR TENER GENTE TAN VALIOSA EN NUESTRO PAIS. gloria